Hace justo 160 años alguien estaba gestando uno de los libros más famosos e importantes de la historia… Hoy,   todos hemos oído hablar de Darwin y de lo que conocemos generalmente como su “teoría de la evolución”, pero ¿la entendemos de verdad?, ¿cómo funciona?, y, quizá la pregunta más importante, ¿es así y sólo así?

Acompáñanos en un viaje llamado investigación para descubrir, gracias a las modernas herramientas de estudio, que si no nos adentramos en el núcleo celular sólo estaremos rascando la superficie de los mecanismos evolutivos. Quién sabe, quizá nos encontremos por el camino con viejos amigos que no estaban tan  equivocados, y cambie nuestra forma de ver el fenómeno…

Porque, si hay una cosa que nos ha enseñado la historia de la evolución es que, pase lo que pase, la vida se abre camino.

 

David Quinto, nacido en Granadilla de Abona, Tenerife, hace 36 años. Doctor en Ciencias Biomédicas por la  Universidad de La Laguna (a pesar de que sí, lo reconoce, dice muyayo…). Como buen investigador español que no ha emigrado, he ido encadenando contratos temporales y actualmente estoy en el paro en búsqueda de un contrato postdoctoral.

Defensor a bata y probeta de la necesidad de divulgar ciencia, y activo en la defensa de nuestro colectivo, soy miembro fundador y exvicepresidente de la asociación de Jóvenes Investigadores de Tenerife, y exvocal de la junta directiva de la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios, a la cual sigo ligado de forma activa.

Desde 2012 intento hacer divulgación científica en ferias, exposiciones y locales de ocio, para concienciar a la sociedad de la importancia de la ciencia y la investigación, y gracias a ello conseguí colarme en las semifinales de FameLab de 2017.